martes, 16 de enero de 2018

Rojo ladrillo * Federico Castro Walker



Rojo ladrillo. Rojo tejas. Pared y techo que protegen.
Naranjos de la vereda naranjas en vuelo.
Casa de ramas contra el cerco de enfrente.
Brasa humeante del primer cigarrillo a ocultas.
Calle sin autos patio grande.
Arbustos con tomates ínfimos.
Ladrillos de la chimenea, piso del garaje, camión Duravit.
Mangos de herramientas paternas.
En la cocina contact refulgente cubre la mesa vieja,
hornallas prendidas, salsa en proceso,
la cáscara de un queso Mar del Plata
tinto de damajuana mirado de reojo.
Lápiz labial materno, uniforme bordó de la hermana.
El cuarto, dominio del más grande, escenario de furias y derrotas seguras.
Pasillo al jardín, con baldosas chicle de lo desteñido,
un cocker canela,
el rosal bajo la ventana,
al fondo un arce, en sus ramas largas lecturas.
Fuegos de amores, peleas y victorias pueblan la imaginación solitaria.




Federico Castro Walker
.
Desde los Talleres de Siempre de Viaje para Minuto Color.


jueves, 11 de enero de 2018

Te veo * Sabri Rayo Canción




Te refrescás en la orilla
las manos
la cara los pelos la boca
los hombros
por un huequito entre la mochi y la espalda
vierte un chorrito de laguna luminosa
mojadas las vértebras
el agua el sol
la lupa fuego
pelados los hombros
agradecidas las rodillas
roban diamantes color beige
recogen agua y suben
tus manos
acarician
mi cara mis pelos al viento
los hombros
mi boca

los besos.




Texto y collage de Sabri Rayo Canción, 2017.

lunes, 8 de enero de 2018

Llueve * Juanpi Ortigosa




Llueve
no puedo ver lejos 
                                      la sombra toma forma 
remera blanca
pintada con agua 
jean negro
la oscuridad 
su cara 
es él
frena
dos metros nos separan
                                     su rostro toma forma 
pelo empapado 
ojos verdes
brillan 
en la oscuridad 
una mirada que no le conocía 
arrepentimiento
puedo ver lo que quiere decir
su boca se abre
ningún sonido 
quiere hablar
no puede 
mueve los labios
                                    forman una palabra 
perdón.




Juanpi Ortigosa, 2018.


Saul Leiter




sábado, 6 de enero de 2018

No sé qué * Federico Castro Walker


Algo había comprendido. No puedo recordar qué. En qué lugar estaba. Con quién. Cómo era el clima. Tenía una idea que supe trascendente. Pero los caminos para volver a ella se cortaron.
Por el sentimiento que me queda en el cuerpo, era de esas respuestas que uno espera desde siempre. No hay caso. No aparecen ni las preguntas. Si pudiera identificar el momento. Tiene que haber sido uno por completo común, en un lugar y tiempo repetidos. De esos que uno cree que siempre van a estar a mano.
Ahora estoy al acecho de mis propias rutinas, actos monótonos, horas olvidables. Miro en todos los carteles, leo los epígrafes de los medios más amarillos, presto atención hasta a las propagandas.
A la espera de que, tal vez en medio de un pensamiento banal, emerja la intuición perdida.



Federico Castro Walker.
Desde los talleres de Siempre de Viaje para Minuto Inconsciente.

Collens Mullins

jueves, 4 de enero de 2018

Cielo vivo * Federico García Lorca




Yo no podré quejarme
si no encontré lo que buscaba.
Cerca de las piedras sin jugo y los insectos vacíos
no veré el duelo del sol con las criaturas en carne viva.

Pero me iré al primer paisaje 
de choques, líquidos y rumores 
que trasmina a niño recién nacido 
y donde toda superficie es evitada,
para entender que lo que busco tendrá su blanco de alegría
cuando yo vuele mezclado con el amor y las arenas.

Allí no llega la escarcha de los ojos apagados 
ni el mugido del árbol asesinado por la oruga.
Allí todas las formas guardan entrelazadas 
una sola expresión frenética de avance.

No puedes avanzar por los enjambres de corolas 
porque el aire disuelve tus dientes de azúcar, 
ni puedes acariciar la fugaz hoja del helecho 
sin sentir el asombro definitivo del marfil.

Allí bajo las raíces y en la médula del aire, 
se comprende la verdad de las cosas equivocadas.
El nadador de níquel que acecha la onda más fina 
y el rebaño de vacas nocturnas con rojas patitas de mujer.

Yo no podré quejarme 
si no encontré lo que buscaba;
pero me iré al primer paisaje de humedades y latidos 
para entender que lo que busco tendrá su blanco de alegría
cuando yo vuele mezclado con el amor y las arenas.

Vuelo fresco de siempre sobre lechos vacíos,
sobre grupos de brisas y barcos encallados.
Tropiezo vacilante por la dura eternidad fija 
y amor al fin sin alba. Amor. ¡Amor visible!


                                  Edem Mills, Vermont, 24 de agosto de 1929




Federico García Lorca, Poeta en Nueva York.